"Mi Pequeño Taller" nació en 2003, con la intención de estudiar e investigar en grupo las distintas técnicas del encaje de bolillos. Poco después, el taller inicial (compuesto por varias encajeras de Guadalajara) se convirtió en un taller "virtual", que incluía a encajeras de todo el mundo.

Con la creación de este blog, quiero hacer partícipe a toda/o encajera/o interesada/o de mis experiencias e investigaciones sobre el encaje.

Gracias por seguir este blog y por dejar vuestros comentarios.

martes, 29 de noviembre de 2011

¿Es esto lo que queremos?

La verdad es que Internet es una maravilla. Nos permite pertenecer a grupos o foros que nos conectan con otras encajeras. Un medio que nos permite poder ayudar y ser ayudadas en este arte textil a menudo tan complejo. También tenemos la posibilidad de comprar el material necesario on-line: libros, revistas, hilos, bolillos... En Internet podemos también consultar webs o blogs, para ver lo que hacen otras encajeras, tomar ideas, intercambiar mensajes con ellas... ¡La tecnología al alcance de todos!

Sin embargo, cuidado con lo que hacemos. El hecho de que tengamos muchas libertades con Internet, no significa que podamos pisar las de otros.

Símbolo de copyright
Y me estoy refiriendo concretamente a los Albumes de Picasa, que se han convertido últimamente en el paraíso de los libros y revistas de encaje de bolillos. Un chollo. 
Lo malo de este chollo es que no suele ser legal. Me refiero al escaneado de libros y revistas de encaje de bolillos subidos a los albumes de Picasa, con el fin de intercambiarlos y regalarlos, como si fuesen propiedad de quien los sube.

Desde aquí quiero informar que todo ese material está protegido por unas leyes internacionales que amparan a sus autores y que se llama COPYRIGHT. El autor es el propietario del contenido de su obra. Por lo tanto, es el único que puede decidir si su obra se regala, se intercambia o se vende. Quien escanea un libro y lo sube a internet dejando que se lo descargue todo el que quiera, está cometiendo una ilegalidad.

Todas esas personas que cuelgan libros y revistas en Internet, aquellas que se bajan libros y revistas antes de que hayamos conseguido siquiera vender cuatro unidades, todas esas, quisiera que se tomaran unos minutos para reflexionar un poco sobre el enorme daño que están haciéndonos a mucha gente, un daño económico y moral. Un libro o una revista requiere un enorme esfuerzo de trabajo de investigación, de realización de las labores, un continuo empeño en ayudaros con explicaciones claras, a base de fotos y dibujos, una dedicación diaria de muchas horas ante el ordenador, además de una inversión económica importante, que sale del bolsillo de su propia familia.

Nadie obliga a comprar libros o revistas. Si no os gustan, no los compréis. Pero si os gustan, si os parece que el trabajo está bien hecho y merece la pena que continúe, compradlo. Y si no lo compráis, al menos no impidáis que otras personas lo hagan. No os lucréis de nuestro trabajo intercambiándolo por otra cosa. El trabajo es nuestro. No vuestro. 

Esta actitud copiadora, por desgracia monopolizada por las encajeras españolas, acabará en muy poco tiempo con el material que tanto anhelamos todas. Si no nos compensa publicar por no cubrir siquiera los gastos mínimos efectuados, dejaremos de hacerlo. Por lo tanto, dejaréis de disponer de novedades. De hecho, ya se ha conseguido ahuyentar a unas cuantas escritoras alemanas de talla internacional, que se niegan a traducir sus libros al español, incluso no nos aceptan de buena gana en sus cursos.

¿Es esto lo que queremos o preferimos hacer algo para impedirlo?

4 comentarios:

  1. perdona mi intrusión. De cuando he iniciado a girar por el mundo del encaje he notado que una de las "llagas" mayores es la falta de respeto. Respeto verso quien ha dibujado y que no es mencionado NUNCA: ¿no es quizás por mérito de un buen dibujo el resultado de un buen encaje? ¡Al problema de copiar completamente un libro, hasta "el índice!" he dedicado un post escribir problema de Lacespress, he escrito en algún grupo...pero nada es cambiado. No hay respeto, falta la ética, la educación... Yo he elegido de no vender, ni regalar mis dibujos porque probaría mucha amargura ver a la venta las copias en los mercados... La nuestra es una batalla perdida hasta que el hombre es deshonesto.. Gracias, Maria

    ResponderEliminar
  2. Hola María,

    Tu comentario no es intrusión, sino todo lo contrario. ¡Eres la primera en estar públicamente de acuerdo conmigo! España es un país muy difícil en este tema: se confunde "generosidad" con "falta de respeto".

    Enhorabuena por tus magníficos diseños. Espero poder conocerte algún día en persona.

    ResponderEliminar
  3. Tienes toda la razon ahora que lo pienso bien, yo tengo libros y revistas en mi picasa, pero en forma privada, no los pongo públicos, pero creo que tienes razon, no se mira el trabajo del autor, ni la pérdida económica que ello significa.
    Además tengo libros que he comprado en viajes y no hay nada mejor que eso, estudiar y trabajar sobre un libro original.
    Creo que me lo voy a replantear de ahora en adelante, aunque tambien debo decir que va en mi perjuicio, porque donde yo vivo no se consigue nada para este arte, y todo hay que comprarlo fuera, por internet o si tenemos la suerte de viajar.
    Pero estoy de acuerdo contigo.

    ResponderEliminar

Escribe el tuyo. Muchas gracias.