"Mi Pequeño Taller" nació en 2003, con la intención de estudiar e investigar en grupo las distintas técnicas del encaje de bolillos. Poco después, el taller inicial (compuesto por varias encajeras de Guadalajara) se convirtió en un taller "virtual", que incluía a encajeras de todo el mundo.

Con la creación de este blog, quiero hacer partícipe a toda/o encajera/o interesada/o de mis experiencias e investigaciones sobre el encaje.

Gracias por seguir este blog y por dejar vuestros comentarios.

martes, 29 de noviembre de 2011

¿Es esto lo que queremos?

La verdad es que Internet es una maravilla. Nos permite pertenecer a grupos o foros que nos conectan con otras encajeras. Un medio que nos permite poder ayudar y ser ayudadas en este arte textil a menudo tan complejo. También tenemos la posibilidad de comprar el material necesario on-line: libros, revistas, hilos, bolillos... En Internet podemos también consultar webs o blogs, para ver lo que hacen otras encajeras, tomar ideas, intercambiar mensajes con ellas... ¡La tecnología al alcance de todos!

Sin embargo, cuidado con lo que hacemos. El hecho de que tengamos muchas libertades con Internet, no significa que podamos pisar las de otros.

Símbolo de copyright
Y me estoy refiriendo concretamente a los Albumes de Picasa, que se han convertido últimamente en el paraíso de los libros y revistas de encaje de bolillos. Un chollo. 
Lo malo de este chollo es que no suele ser legal. Me refiero al escaneado de libros y revistas de encaje de bolillos subidos a los albumes de Picasa, con el fin de intercambiarlos y regalarlos, como si fuesen propiedad de quien los sube.

Desde aquí quiero informar que todo ese material está protegido por unas leyes internacionales que amparan a sus autores y que se llama COPYRIGHT. El autor es el propietario del contenido de su obra. Por lo tanto, es el único que puede decidir si su obra se regala, se intercambia o se vende. Quien escanea un libro y lo sube a internet dejando que se lo descargue todo el que quiera, está cometiendo una ilegalidad.

Todas esas personas que cuelgan libros y revistas en Internet, aquellas que se bajan libros y revistas antes de que hayamos conseguido siquiera vender cuatro unidades, todas esas, quisiera que se tomaran unos minutos para reflexionar un poco sobre el enorme daño que están haciéndonos a mucha gente, un daño económico y moral. Un libro o una revista requiere un enorme esfuerzo de trabajo de investigación, de realización de las labores, un continuo empeño en ayudaros con explicaciones claras, a base de fotos y dibujos, una dedicación diaria de muchas horas ante el ordenador, además de una inversión económica importante, que sale del bolsillo de su propia familia.

Nadie obliga a comprar libros o revistas. Si no os gustan, no los compréis. Pero si os gustan, si os parece que el trabajo está bien hecho y merece la pena que continúe, compradlo. Y si no lo compráis, al menos no impidáis que otras personas lo hagan. No os lucréis de nuestro trabajo intercambiándolo por otra cosa. El trabajo es nuestro. No vuestro. 

Esta actitud copiadora, por desgracia monopolizada por las encajeras españolas, acabará en muy poco tiempo con el material que tanto anhelamos todas. Si no nos compensa publicar por no cubrir siquiera los gastos mínimos efectuados, dejaremos de hacerlo. Por lo tanto, dejaréis de disponer de novedades. De hecho, ya se ha conseguido ahuyentar a unas cuantas escritoras alemanas de talla internacional, que se niegan a traducir sus libros al español, incluso no nos aceptan de buena gana en sus cursos.

¿Es esto lo que queremos o preferimos hacer algo para impedirlo?

martes, 8 de noviembre de 2011

Jornadas de OIDFA España

Logotipo de OIDFA
Para quien no sepa aún qué significan las siglas OIDFA, diré que corresponden a "Organisation Internationale de la Dentelle au Fuseau et à l'Aiguille" (Organización Internacional del Encaje de bolillos y de Aguja). Se trata de una organización internacional, nacida en 1982 en Francia, que anima y coordina el estudio de todo tipo de encajes, tanto modernos como tradicionales, y fomenta el contacto entre las encajeras de todo el mundo. 

Tiene más de 2 mil socios/as de 37 países: África del Sur, Alemania, Argentina, Austria, Australia, Bélgica, Canadá, Chequia, China, Corea del Sur, Croacia, Dinamarca, Eslovenia, España, Estonia, EE.UU., Finlandia, Francia, Grecia, Hungría, Irlanda, Irlanda del Norte, Israel, Italia, Japón, Luxemburgo, Mali, Malta, Noruega, Nueva Zelanda, Países Bajos, Polonia, Reino Unido, Rusia, Sri Lanka, Suecia y Suiza.

Ser socia da derecho a recibir 4 revistas al año, con artículos interesantes sobre el encaje en el mundo, algún patrón, información sobre todo lo que acontece en el mundo relacionado con el encaje: congresos, viajes, exposiciones, concursos, etc. Cada dos años OIDFA celebra un congreso internacional, en distintos países. El del año 2012 se celebrará en Caen, ciudad con una importante tradición encajera.

Pero también en nuestro país hay reuniones. La última se celebró en Zaragoza hace unas semanas. Era la primera vez que asistía a estas reuniones, ya que normalmente se han celebrado lejos de donde vivo. Pero esta vez quise conocer directamente a unas cuantas personas que sólo conocía de nombre. Así que desde ese punto de vista, la reunión valió la pena. Se habló de temas relacionados con la participación de España en el Congreso de Caen y del proyecto que se va a presentar en conjunto. 

Sin embargo, no puedo negar mi sorpresa al ver que a la cita sólo acudieron unas 30 personas, de las cuales la mitad era de Zaragoza y unas cuantas no eran socias. Me parece poco, teniendo en cuenta que somos más de 200 socias españolas. Supongo que la distancia es uno de los problemas. Sin embargo, conozco a muchas encajeras que hacen kilómetros para ir a un Encuentro. Y esta reunión que, en principio, debería ser mucho más interesante ... parece que no lo es. Pienso que deberíamos participar un poco más. En España tenemos muchas personas capaces de diseñar, escribir, aportar ideas estupendas. Pero si no nos unimos, si cada una trabaja a su aire guardándose todo lo que sabe, seguiremos como hasta ahora: invisibles para gran parte del mundo encajero. 

Echadle un vistazo a la página oficial http://www.oidfa.com/index.htm
Os puede interesar su trabajo.

domingo, 18 de septiembre de 2011

Preparar un encuentro es algo más que reunir a mucha gente

Como ya he comentado en otro artículo, no suelo asistir a muchos encuentros. Cada vez se celebran más y más, y hay que elegir los que más nos interesen. Pero de un tiempo a esta parte, he tenido que asistir a unos cuantos para dar a conocer en directo mi producto. Es decir, ya no voy como encajera, sino como vendedora. Y eso cambia mucho la percepción de las cosas. El trato que nos dan no me parece de recibo.

Antes de nada, me pregunto: ¿por qué asiste una encajera a un Encuentro? 1. Porque quiere salir de casa y pasar un día diferente en compañía de amigas. 2. Porque quiere ver labores de encaje de bolillos para aprender lo que hacen otras encajeras. 3. Porque quiere demostrar cómo se hace encaje, para que otras personas se animen a hacerlo también. Pero, además, 4. porque quiere ver tiendas y comprar material que no encuentra en la mercería de su barrio.

Es decir, un Encuentro sin vendedores, no sería un Encuentro.

Por lo tanto, me parece que las organizadoras de un encuentro deberían prestarles un mínimo de atención a los vendedores que van a trabajar ofreciendo sus productos, mientras el resto va de ocio. Esa atención debería incluir, por lo menos, un saludo de recibimiento (el de despedida ya no lo pido, aunque me parece también un mínimo de educación), un interés por el producto que se vende y un interés por el bienestar de los vendedores (normalmente los encuentros se celebran a pleno sol, y no nos ofrecen ni una gota de agua siquiera. En un sitio que prefiero ni mencionar, nos negaron incluso una botella cuando se la pedimos).

Debo añadir que, aunque a menudo no nos cobran por montar un puesto, sí tenemos que llevar nuestras mesas, sillas y sombrillas y, además, darles algo de lo que vendemos para que lo rifen entre las participantes. Es decir, pagamos, y a veces bastante.

Afortunadamente, no se puede generalizar del todo. Y desde aquí quiero agradecer a la Asociación de Encajeras El Milano, de Ávila, el estupendo trato que nos brindaron. A lo largo del encuentro, varias colaboradoras de la asociación no dejaron de pasar a vernos y preguntarnos si necesitábamos algo y ofrecernos agua y sus deliciosas pastas caseras.

viernes, 2 de septiembre de 2011

¡Cómo aprenden los niños!

Se acabaron las vacaciones, y ya estamos casi todas/os de vuelta al trabajo. Cuesta un poco ponerse de nuevo en marcha. Y eso es bueno: significa que hemos desconectado del todo durante nuestros días libres.

Al echarle un vistazo a mi blog, he comprobado lo lejos que está la última entrada. Por eso, me he puesto manos a la obra a redactar un pequeño escrito sobre mi sobrina Inés. Inés es, de momento, la única en la familia que ha mostrado interés por el encaje de bolillos y por aprender a hacerlo. Supongo que a todas os suena eso.

Ya con dos añitos, Inés se pasaba las horas mirando cómo movía mis bolillos, y, como dato curioso, "recolocaba" mis alfiles en el acerico. En el acerico tengo alfileres normales, y alfileres con bolitas de color. Y a ella no debía gustarle el libre albedrío con que estaban colocados. Así empezó su afición a los bolillos. A los seis años le regalé un pequeño mundillo alargado, relleno de paja de mi pueblo. Y un paquete de bolillos pequeños, que mi hija personalizó con sus colores.

La verdad es que no tengo ninguna experiencia en enseñar a hacer encaje de bolillos a una niña. Así que se me ocurrió hacer una tira de punto de tejido con hilos de colores. Colgué los bolillos, hice tres pasadas de cruz vuelta y cruz para demostrar cómo se hacía, diciendo esas tres palabras en voz alta con un ritmillo musical y... ¡la niña ya había aprendido! En fin... que no hay como aprender de pequeño.

Mientras tanto, Inés ha hecho pulseras de colores para casi toda la familia. Creo que ya me toca cambiar de punto...

¿Se os ocurre qué enseñarle a continuación? Me gustaría leer vuestras opiciones.

domingo, 17 de julio de 2011

IV Congreso Internacional de Encaje de Bolillos y Artesanía Textil

Entre encuentros y congresos, apenas he tenido tiempo de mantener actualizado el blog. Pero este Congreso Internacional de Encaje de Bolillos y Artesanía Textil, que acaba de celebrarse en Orense, bien merece un pequeño esfuerzo extra.

Estamos acostumbrados/as, últimamente, a que se celebren muchos encuentros en todas partes. Pero se trata de eso solamente: de encuentros de encajeras, donde poder ver mucho encaje, normalmente torchón, donde poder comprar material que necesitamos, socializar con personas de gustos afines...




Encaje de Idrija (Eslovenia)


Por eso llama la atención que una pequeña asociación de un barrio de Orense organice un Congreso Internacional de semejante calibre. En la semana del 7 al 13 de julio han traído a tan excelentes profesionales como Metka Fortuna, la directora de la Escuela de Encajes de Idrija (Eslovenia), que ha impartido un curso sobre el encaje de cinta estrecha, de Idrija.





Encaje de Radushni, (Rusia)

Al mismo tiempo, la directora de la Escuela de Arte de Raduschni (Rusia), Elena Gorbunova, ha impartido un curso de encaje de cinta de su región: la reconstrucción de un encaje antiguo, en el que se incorporan abalorios. El curso ha sido todo un reto para quienes han tenido la paciencia de intentar entender a una profesora que hablaba esencialmente en ruso.



Encaje de Liebenau (Alemania)
 
A continuación, Marianne Stang, fundadora de la asociación Forum Alte Spitze, investigadora alemana y estudiosa del encaje de bolillos, actualmente una de las más prestigiosas profesionales del mundo en el campo del encaje de bolillos, impartió un curso en el que aprendimos a ver las caracteristicas de distintos encajes de tul.






Además del encaje de bolillos, se impartieron cursos de telar, de macramé y de joyería con hilos metálicos. Igualmente a cargo de profesionales internacionales de renombre. Tema en el que no entro, porque se alargaría demasiado este artículo.

La Presidenta de la Asociación Barrocás, Nieves Díaz, está realizando una labor encomiable, facilitando a todas las socias el contacto con expertas de primera fila. Sería muy interesante que alguna que otra asociación que dice representarnos a las encajeras tomara nota.

lunes, 6 de junio de 2011

"Mi Pequeño Taller" en el Encuentro de Guadalajara

Patio de los Leones, Palacio del Infantado (Guadalajara)

Desde que escribí la entrada del encuentro de Berga, he asistido a unos cuantos más. Hace unos años, nos costaba encontrar una ciudad o pueblo donde se celebrara este tipo de reuniones de encajeras. Pero ahora... lo que cuesta es ¡decidir a cuál asistir! En un mismo día se celebran encuentros en muchos sitios.

Por lo tanto, al no disponer de tiempo para comentarlos todos, me centraré en el último, celebrado en Guadalajara, la ciudad en la que vivo, el sábado 4 de junio.

El encuentro de Guadalajara se celebró esta vez en el Palacio del Infantado, el monumento por excelencia de la capital. Como amenazaba lluvia, nos situaron debajo de los soportales del Patio de los Leones, donde estuvimos muy a gusto.


Mesa de "Mi Pequeño Taller"
Me gusta aprovechar los encuentros para dar una pequeña lección de encaje con lo que mostramos. En esta foto están mis alumnas, que han realizado una composición con las muestras que han ido realizando a lo largo del curso. En primer plano, un muestrario de diez variedades de flores típicas del encaje de Brujas. Las hemos realizado en color por varias razones: para aprovechar hilos que teníamos, para darle alegría a las muestras y para observar la dirección de los hilos (con hilo blanco es mucho más difícil observarlo). En la segunda almohada colocamos una colección de motivos navideños, casi todos ellos tomados de los libros de B. Bellon y de encajes tradicionales rusos.  

Alumnas de iniciación: muestrario punto de la virgen
A parte de esta exhibición en el centro de la mesa, mis alumnas estuvieron trabajando en sus almohadas y explicando a todas las interesadas que se acercaban qué es lo que estaban haciendo y cómo. Rosi estaba empezando un abanico, con rayón de color fuxia y muchos bolillos. Bea y Nieves, cintas modernas de una diseñadora alemana (G. Wirtz). Carmen y Angeles, que han empezado este año, un muestrario de punto de la virgen. Benita una puntilla larga para un mantel... Todo muy variado y acorde a los gustos de cada una.

He descrito aquí lo que sucedía en nuestra mesa. Pero en el encuentro había cientos de encajeras más, todas ellas mostrando sus encajes más preciados, así como almohadillas, mundillos artesanos y bolillos únicos. El encaje de bolillos da mucho de sí y abarca tanta variedad de tipos de encajeras como variedad de tipos de encajes hay. Es decir.... muchísimos.

jueves, 12 de mayo de 2011

Diada de la puntaire en Berga

Callejeando por el casco antiguo
Como sé que me leen encajeras de todo el mundo, donde, en la mayoría de los casos no se celebran encuentros, quiero acercaros a esta experiencia a través de este breve artículo.


Acabo de pasar el fin de semana en Berga (Barcelona), donde se ha celebrado la Diada de la Puntaire. (Puntaire es el nombre que reciben las encajeras en catalán). La Diada es muy famosa entre las encajeras por ser el encuentro más grande que se celebra en nuestro país todos los años. El lugar cambia cada año, aunque siempre dentro de Cataluña. Y esta vez le ha tocado el turno a Berga, una ciudad muy entrañable en las laderas de los Pirineos. Y a un paso de Andorra. 


Encajes en una panadería
Encajes en una tienda de bolsos
Lo primero que me llamó la atención al llegar a Berga fue la implicación en el encuentro de todos los comercios. Era imposible no fijarse en ellos, porque todos mostraban encajes en su escaparate. Todos realizados por encajeras de la zona. Sorprendía ver encajes en entornos tan poco comunes como... una tienda de bolsos o una panadería. También los había en las charcuterías, librerías, jugueterías, agencias de viajes... en todas partes.


Paseo con largas mesas de encajeras y carpas con puestos de venta
El Encuentro tuvo lugar el domingo 8 de mayo en un gran paseo cubierto por enormes plátanos (en plena floración, por cierto, ¡los alérgicos lo pasaron mal!). Y a todo lo largo del paseo... 40 puestos de venta con todo lo habido y por haber. Me gustó mucho la amplitud del espacio. Se podía ir de compras y/u observar a las encajeras participantes de una manera muy relajada. Como el tiempo acompañó, fue un día de lo más bonito.






miércoles, 27 de abril de 2011

Temporada de encuentros

En primavera empiezan los encuentros de encajeras en toda España. Aprovechando que suele hacer buen tiempo, las asociaciones sacan a la calle a sus encajeras para mostrar a todo el interesado que quiera acercarse cómo se hace el encaje de bolillos.

En primer lugar, para quienes no sepan de qué se trata, voy a explicar brevemente  qué es un "encuentro". Un encuentro de encajeras es un día de reunión de muchas encajeras, que salen a la calle con su almohadilla y sus bolillos para mostrar que este arte no se ha perdido, que está incluso más de moda que nunca, y que no es tan complicado como parece a simple vista. En un encuentro puede participar todo el que quiera, pertenezca a una asociación o sea un individuo independiente. Pero debe inscribirse previamente, para que le tengan reservada una plaza. Por lo tanto, lo que vemos cuando asistimos a un encuentro son muchas mesas grandes, en las que apoyan sus almohadas muchas encajeras de distintos sitios de España y hacen una demostración en público.


Mesa de encajeras de Gijón (Sevilla 2011)
Los encuentros son interesantes por muchos motivos. En primer lugar, porque "de un golpe" podemos ver cientos de encajeras practicando su hobby. Podemos aprovechar para preguntarles cómo se hace tal punto, dónde poder asistir a clases en tal o cual localidad, dónde adquirir un patrón que tanto nos gusta...

Además, a un encuentro asisten también puestos de venta, que nos ponen los dientes largos a todas las aficionadas. Es aquí donde podemos comprar todo lo habido y por haber: desde los bolillos e hilos más variados, hasta almohadas de todas las formas, pies para sujetarlas, revistas con bellos patrones, incluso telas para aplicar las puntillas, y otros muchos accesorios que no solemos encontrar en las mercerías de nuestras localidades.


Trabajos escuela Mi Pequeño Taller (Guadalajara 2010)
Como hay tantos encuentros a los que poder asistir, hay que priorizar y decidir cuáles no queremos perdernos. Yo suelo elegir dos al año. Uno siempre es el de mi propia ciudad. Asisto con unas cuantas alumnas, y como me gusta enseñar tanto en clase como fuera de ella, colocamos en nuestra mesa una selección de las labores que hemos realizado a lo largo del año. Y cada labor lleva su etiqueta con la descripción del tipo de encaje que exponemos. Me parece importante aprovechar estos encuentros para enseñar (en el sentido de educar) a nuestras encajeras y a los visitantes. Es bonito saber hacer encajes, pero si, además, sabemos de dónde proceden y aprendemos a identificar estilos y técnicas, le añadimos mucho más interés a nuestro hobby. Además, otro factor a tener en cuenta: la mayoría de las encajeras no trabaja encajes de diseño propio. Están utilizando los patrones que ha diseñado otra persona. Me parece imprescindible dar a conocer ese nombre. Es algo que debemos a la autora.

Así que aprovechad, que ya empezó la temporada más esperada de todas las encajeras.

domingo, 6 de febrero de 2011

El Encaje de Hinojosa, de Mariña Regueiro

Portada del libro
Ya tenemos datos concretos sobre el libro de Mariña Regueiro, que muchas estábamos esperando como agua en mayo. Saldrá a la luz de hoy en un mes, y será presentado en la Feria de Camariñas, Galicia. A partir de ahí, todas/os tendremos la oportunidad de adquirirlo y de poder conocer a fondo un encaje único, que ha estado a punto de desaparecer.

La publicación de este libro es un suceso muy importante en el mundo del encaje español, ya que no son frecuentes en España las investigaciones ni las publicaciones sobre los encajes de nuestro país.  Además, está publicado en España y en español.


Así que estamos de enhorabuena. En el próximo post relacionado con este libro incluiré un comentario sobre el mismo.

Además, aprovecho para informar a aquellas personas que no conozcan a Mariña que imparte cursos intensivos de varios tipos de encaje en Santiago de Compostela, durante el verano. Las fechas de este años son:  del 17 al 25 de Julio y del  4 al 12 de Agosto. Para más información, poneos directamente en contacto con ellas a través de su página web:
www.escueladeencajes.com